Protocolos de Bioseguridad – COVID-19

El Ministerio de Salud y Protección Social emitió la Resolución No. 666 de 2020, a través de la cual adoptó un protocolo general de bioseguridad para todas las actividades económicas, con excepción del sector salud, que está orientado a mitigar los riesgos asociados con la transmisión del COVID-19 en las empresas.

El protocolo debe ser implementado por los empleadores y trabajadores del sector público y privado, cooperativas o pre cooperativas de trabajo asociado y sus asociados, los contratantes públicos y privados, contratistas y las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL).

La vigilancia y cumplimiento del protocolo estará a cargo de la secretaría municipal o distrital, o la entidad que haga sus veces que corresponda a la actividad económica o social. En caso de evidenciar que  no se ha adoptado el protocolo de bioseguridad, estas entidades deberán informar a las Direcciones Territoriales del Ministerio del Trabajo, para que adelanten las acciones correspondientes en el marco de sus competencias.

Por tanto, si el Ministerio del Trabajo tiene conocimiento del incumplimiento puede iniciar un proceso administrativo sancionatorio en contra del empleador, con la posibilidad de imponer multas entre 1 y 5.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes (SMLMV).